Los mejores desodorantes sin aluminio

Nunca se me olvidarán estas palabras. “Señorita, deje de utilizar desodorantes con aluminio y desaconséjelo a todas las mujeres que le rodean. Después de 35 años ejerciendo, no tengo ninguna duda de su relación con el cáncer de mama”.  Mi ginecólogo fue tajante y yo volví a casa con la cara desencajada, dispuesta a deshacerme corriendo de esos botes de olor maravilloso que me habían acompañado desde los inicios de la adolescencia.

Después, mi vena periodística sintió el impulso de ahondar en las palabras del médico. Navegando por internet encontré de todo, desde expertos que señalan la total seguridad de los desodorantes con aluminio hasta otros que no vacilan en relacionarlo sin ningún tapujo con todo tipo de enfermedades como el cáncer o el Alzheimer.

Así que empezó mi odisea, jamás me había dado cuenta de que el Aluminium chlorohydrate está presente en más del 90% de los desodorantes del mercado. Y precisamente en búsqueda de uno que fuera respetuoso con mi cuerpo y que estuviera formado por ingredientes naturales, empezó mi acercamiento al mundo natural y ecosotenible en todos los aspectos de mi vida.

Ahora quiero ahorraros el tiempo (y los euros) que he magastado en productos que, a pesar de que cumplían sobre el papel, su efecto no me duraba más de 60 minutos. Por eso os dejo el listado de los 5 mejores desodorantes sin aluminio que he probado, ¡vamos allá!

La piedra de alumbre

Su elección no falla. La también llamada piedra mágica tiene un efecto bactericida natural,por lo que evita la aparición del olor corporal. Hace unos años era complicado encontrarla, pero en la actualidad la venden en herbolarios, tiendas de cosmética y hasta en el mercadona!

Modo de uso: aplicar después de la ducha sobre la piel húmeda
Pros: dura una eternidad. Si se cae al suelo se rompe, y puedes cortarte hasta que el filo se vuelva a desgastar.
Contras: al principio te costará adaptarte y puede que incluso no notes ningún efecto durante los primeros días; ten paciencia. Si te gusta que los desodorantes tengan olor, puedes combinarlo con otro aplicándotelo encima.
Precio: 4-8 euros, en función de la marca y el tamaño

2) Marca blanca

(Foto y listado de supermercados que lo venden)

Modo de uso: aplicar en la zona de las axilas tantas veces como se necesite.
Pros: precio y facilidad de compra en el supermercado.
Contras: algunos de sus ingredientes, como
Precio: 1.45€

3) Tom’s of Maine

Lo descubrí hace relativamente poco en Iherb. No está testado en animales, ni contiene ingredientes de origen animal. En su fórmula tampoco encontraremos colorantes artificiales, aromas ni conservantes, y por supuesto no contiene aluminio.

Modo de uso: aplicar después de la ducha sobre la piel húmeda
Pros: aguanta todo el día y hay 8 aromas diferentes para elegir.
Contras: contiene propylene glycol, que no es nuestro ingrediente favorito. Sólo lo he encontrado en iherb (y en Amazon, duplicando el precio), por lo que hay que ser previsor en su reposición.
Precio: 5 euros

4) Stick de Árbol de Té JÃSÖN

Su peculiar olor a jabón de la abuela hace que o te encante y no lo dejes jamás, oque el primer día acabe en la basura, pero, en la lucha contra el aluminio, merece la pena arriesgarse, no?

Elaborado en California y siguiendo con todas las normas cruelty free, en el desodorante Jason no encontrarás aluminio, propylene glycol, parabenos ni parafinas, pero en cambio te beneficiearás de las propiedades antibacterianas del aceite de árbol de té y las semillas de pomelo.

Modo de uso: aplicar sobre las axilas limpias tantas veces como se quiera a lo largo de la jornada.
Pros: no provoca irritaciones
Contras: precio elevado y formato solo en stick.
Precio: 9.85 euros

¿Dónde comprarlo? Idun-Nature

5) Desodorante sin perfume Urtekram

Basado en la piedra de alumbre, este desodorante es una interesante alternativa a la misma, ya que también centraliza su poder en las sales minerales, pero lo hace en formato roll-on.

Modo de uso: Extender el roll-on sobre la piel limpia y seca.
Pros: no mancha la ropa y sus ingredientes tienen el certificado ecológico.
Contras: el frasco es de cristal y pesa un poco para llevarlo en el bolso.
Precio: 7.9 euros

¿Dónde comprarlo? Planeta Huerto

Te lo cuenta
Otras historias de Laura

Magnesio, ¿el fin del dolor?

Una resonancia y tres meses de dolores acompañados de ejercicios, sesiones de...
Seguir Leyendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *